Ninguna cajita se desprecia


Todo coleccionista que se precie de tal hará lo imposible por conseguir ese objeto único, codiciado por todos aquellos que como él (o ella) tienen el mismo hoby. Hay elementos que pueden parecer de menor importancia para un coleccionista. Sin embargo el paso del tiempo demuestra que hasta los objetos menos preciados terminan convirtiéndose en reliquia. Por eso nunca desprecié las cajitas de supermercados, aquellas de 222 fósforos (nunca entendí eso del número 222, salvo en el caso de las Tres Patitos... 222...) Mucho menos se desprecia cuando el supermercado está en un país extranjero y en la cajita dice: made in... Claro, no todo es industria argentina. Y a veces nuestra sorpresa mayor: made in China...

1 comentario:

Susana Batista dijo...

Hola, me gustaría saber si vendés algunas cajas de tu colección.