EL INTERROGADOR




Por Julio Cortázar


No pregunto por las glorias ni las nieves,
quiero saber dónde se van juntando
las golondrinas muertas,
adónde van las cajas de fósforos usadas.
Por grande que sea el mundo
hay los recortes de uñas, las pelusas,
los sobres fatigados, las pestañas que caen.
¿Adonde van las nieblas, la borra del café,
los almanaques de otro tiempo?
Pregunto por la nada que nos mueve;
en esos cementerios conjeturo que crece
poco a poco el miedo,
y que allí empolla el Roc.

2 comentarios:

yosipuedo dijo...

Preguntas de un buen historiador y periodista. Hay tantos detalles que no se coleccionan, y todos podrían hablarle del presente al futuro.
Zenia desde http://imaginados.blogia.com

Coloqué allí un post sobre la página de un fotógrafo cubano. Es hermosa.

saruxia dijo...

Ay me encanta ese poema,boludooo!!!!! bien por ti.

Debe ser bonito coleccionar cosas..te traen recuerdos..yo tengo una cajita con cosas que ya ni recordaba y cada vez q la abro se me dibuja una sonrisa. Como en la peli Amelie q encontraba una cajita como de hacia 20 años ^^ q emocionante.

Un beso en la frente!jaja :)